KontsumoBIDE. Instituto Vasco de Consumo

Acceso a la página de inicio de euskadi.eus

Buscar

Estás en:
  1. Inicio
  2.  
  3. Actualidad
  4.  
  5. Noticias y notas de prensa

Fecha de publicación: 29/09/2017

Kontsumobide recomienda precaución a las personas mayores ante la venta a domicilio de colchones y productos de descanso

La presencia en diferentes localidades del País Vasco de comerciales dedicados a la venta de colchones a domicilio ha generado diversas reclamaciones por el empleo de unas tácticas comerciales agresivas que suelen tener como destinarias a personas mayores. Kontsumobide-Instituto Vasco de Consumo recomienda prudencia antes de adquirir artículos que prometen, de forma milagrosa, una mejora en la salud sin base científica alguna.

El personal de estas empresas recurre a diferentes estratagemas para materializar las ventas:

  • Algunos/as acuden a las viviendas con una bata blanca, para arrogarse una supuesta autoridad en temas sanitarios que anime a los/as mayores a comprar. En ocasiones, también aseguran representar a organismos oficiales.
  • Tratan con personas de elevada edad. Muchas viven solas, tienen dificultades para leer la letra pequeña de los contratos y se dejan embaucar ante la promesa de que los artículos ofertados mejorarán su salud.
  • Si se acuerda el pago a plazos, el contrato puede implicar también la firma de un crédito con una financiera.
  • Los productos a la venta son de los más variados y las facturas pueden llegar a superar los 1.000 o los 2.000 euros:
    • Colchones. Son el producto estrella.
    • Bases de colchón y regeneradores con supuestos efectos saludables, como las bases denominadas de talasoterapia que deben conectarse a un regenerador para mejorar, por ejemplo, la circulación.
    • Camas articuladas.
    • Dispositivos para purificar el agua y el aire.

Compras fuera del establecimiento

Estas ventas realizadas puerta a puerta se consideran contratos realizados fuera del establecimiento comercial y permiten a la persona consumidora ejercer el derecho de desistimiento, es decir, la facultad para dejar sin efecto un contrato y devolver el bien sin penalización alguna y sin indicar ningún motivo. En estos casos:

  • Además de una copia del contrato, deben entregarte el llamado documento de desistimiento. En él debe constar expresamente tanto tu derecho a desistir del contrato como los requisitos y las consecuencias de su ejercicio. Debes fechar y firmar ese escrito.
  • El plazo para ejercer el derecho de desistimiento es de 14 días naturales a partir del momento en que recibes el producto; durante ese plazo puedes devolver el producto y recuperar la cantidad pagada. No obstante, si la empresa no hubiera cumplido con el deber de informarte sobre este derecho, dispondrás de  12 meses más para poder ejercerlo.
  • Si desistes del contrato, la parte vendedora deberá devolverte el dinero en el plazo máximo de 14 días naturales.
  • Si has financiado el contrato con un crédito y efectúas el desistimiento en el plazo indicado, el contrato de financiación también quedará rescindido automáticamente sin penalización.
  • Tú debes probar que has ejercitado el derecho de desistimiento. Por lo tanto, conviene que la notificación que mandas a la empresa  quede debidamente documentada (burofax, carta certificada, fax o correo electrónico).
  • Ejercitar el derecho de desistimiento no te puede suponer ningún gasto, salvo que en el contrato conste expresamente que tú debes hacerte cargo de los gastos de devolución y hayas sido informada en tal sentido.
Euskadi, bien común