Acceso a la página de inicio de euskadi.eus

Muy bonito tu disfraz, pero ¿es seguro?

autor: Kontsumobide, Febrero 16, 2017

La celebración de los carnavales no debe cegarte. Encarnes a Frozen, a un príncipe rosa o a una princesa azul, los disfraces, más allá de satisfacer tus sueños, deben cumplir con su normativa específica, sobre todo si son para menores.

Disfraces infantiles

Los disfraces infantiles, dirigidos a mayores de doce meses y menores de 14 años, se consideran juguetes y deben ajustarse a los requisitos de seguridad establecidos en su regulación. En su etiquetado debe constar:

  • Marcado CE.
  • Nombre, razón social o marca y domicilio del fabricante o responsable.
  • Número de lote, serie, modelo u otro elemento que permite su identificación.
  • Composición del producto y las recomendaciones de lavado y conservación.
  • Rango de edad para su uso.
  • Advertencias específicas.
  • Instrucciones de uso, si es necesario.

Las advertencias específicas deben aparecer en castellano y de forma legible en el envase o envoltorio. Debes prestar especial atención a los avisos destinados a menores de 36 meses. Ha de constar, bien con un pictograma específico, bien con las leyendas “no conviene para niños menores de 36 meses” o “no conviene para niños menores de tres años”, bien con ambos, y también debe señalar el peligro específico. Por ejemplo, “peligro de asfixia, piezas pequeñas” o “peligro de estrangulamiento, cuerda larga”.

La regulación también establece una serie de obligaciones:

  • No deben contener piezas pequeñas que puedan desprenderse y ser ingeridas.
  • No deben mostrar puntas o bordes cortantes.
  • Deben fabricarse con materiales resistentes al fuego o poco inflamables.
  • No deben incluir sustancias que puedan explotar o materiales que puedan suponer un peligro para la salud.
  • Los atuendos no deben llevar cuerdas ni cordones en la zona de la capucha y el cuello, para evitar que las niñas y los niños se enreden con ellos. Si existen en otra zona, no deben ser extraíbles y no deben exceder de una longitud máxima.

Disfraces de adulto

Los disfraces para adultos deben cumplir con los requisitos de etiquetado, composición y conservación establecidos para los productos textiles. Entre otras cosas, deben incluir el nombre, dirección y NIF del fabricante o importador.

Maquillaje

Son productos cosméticos y deben, por tanto, ajustarse a las prescripciones exigidas a estos artículos, que aseguran que han superado los controles dermatológicos. En especial, debes comprobar:

  • La fecha de caducidad mínima y el número de lote de fabricación.
  • El contenido y la lista de ingredientes.
  • La función del producto.
  • Las precauciones de empleo.

Pelucas, máscaras y complementos

Si deseas completar el disfraz con pelucas, máscaras y otro tipo de complementos, debes comprobar su seguridad, sobre todo si los exhibirán las y los más pequeños.

  • Máscaras: Deben disponer de una ventilación adecuada para eludir cualquier riesgo de asfixia. Comprueba que se han fabricado en materiales no inflamables y que cuenta con el marcado CE.
  • Pelucas: No deben tener un pelo excesivamente largo, para evitar que, si se prende, produzca quemaduras.
  • Flechas y artículos con ventosas: No deben desprenderse.

Y, por supuesto, debes guardar la factura o el tique de compra, para que, si surge cualquier problema, puedas reclamar.

SÍGUENOS
  • Suscríbete a Título RSS
Euskadi, bien común