Kontsumobide

La Junta Arbitral de Consumo de Euskadi ha sido acreditada para la resolución de conflictos en el ámbito europeo

Fecha de publicación: 

La Junta, adscrita a Kontsumobide, ha sido una de las primeras entidades en obtener la acreditación de AECOSAN como entidad de resolución de conflictos

La Junta Arbitral de Consumo de Euskadi ha obtenido la acreditación ante la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) para ser entidad de resolución alternativa de conflictos. A partir de ahora, la Junta Arbitral estará incluida en la plataforma europea de resolución de litigios de consumo.

La Ley 7/2017, de 2 de noviembre, incorpora al ordenamiento jurídico español la Directiva 2013/11/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, relativa a la resolución alternativa de litigios en materia de consumo. Esta normativa tiene como finalidad garantizar a las personas consumidoras residentes en la Unión Europea el acceso a mecanismos de resolución alternativa de litigios en materia de consumo que sean independientes, imparciales, transparentes, efectivos, rápidos y justos.

Los requisitos que se deben cumplir para acceder a la acreditación son:

  • Respeto a los principios de independencia, imparcialidad, transparencia, eficacia y equidad.
  • Voluntariedad de participar en el procedimiento.
  • Las partes tienen acceso al procedimiento en cualquiera de sus fases pudiendo comparecer por sí mismas, representadas o asistidas por tercero, y solicitar, si así lo desean, asesoramiento independiente.
  • Gratuidad.
  • El acceso de las partes a los procedimientos, ya sea on-line o no, es sencillo y de fácil identificación, con independencia del lugar donde se encuentren.
  • Se garantiza el principio de igualdad entre las partes, con respeto hacia sus manifestaciones y el equilibrio de sus posiciones.
  • El resultado del procedimiento se da a conocer a las partes en un plazo máximo de 90 días.

-         Las personas encargadas de la resolución de litigios actúan en todo momento con independencia e imparcialidad.

Hay que resaltar que, para los conflictos relacionados con la adquisición a través de internet de productos y servicios, la Comisión Europea ha creado una plataforma de resolución de litigios online para que las personas cconsumidoras y las empresas de la UE o de Noruega, Islandia y Liechtenstein los puedan resolver sin necesidad de acudir a los tribunales.

Esta plataforma puede utilizarse para plantear una reclamación ante un organismo reconocido de resolución de litigios, como lo es ahora la Junta Arbitral de Euskadi tras haber obtenido la acreditación ante la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición.

Para plantear una reclamación, el consumidor tiene que completar el formulario de la página web y adjuntar documentación de interés (facturas, órdenes de compra, etc.).