Kontsumobide

Muebles

Los muebles deben ofrecer información específica a las personas consumidoras mediante el etiquetado, envase o folleto. Debe contener datos básicos sobre su denominación, composición y origen. En los muebles importados se exige que conste en castellano.

La información de las etiquetas de los muebles se regula en el Real Decreto 1468/1988, de 2 diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de etiquetado, presentación y publicidad de los productos industriales destinados a su venta directa a los consumidores y usuarios.

Quedan excluidos del cumplimiento de esas disposiciones:

  • Cosméticos y productos sanitarios.
  • Productos farmacéuticos.
  • Productos alimenticios.
  • Productos artesanos.
  • Obras de arte o antigüedades.
  • Aquellos productos industriales que tengan normativa específica en materia de etiquetado.

El etiquetado, la presentación y la publicidad de los muebles están sujetos a varios principios:

  • Deben ofrecer información objetiva, suficiente y clara, sin generar ningún tipo de confusión sobre su naturaleza, calidad o características.
  • Deben advertir de la peligrosidad del producto o de sus partes integrantes, si su uso puede generar riesgos previsibles.

Los datos mínimos exigibles en el etiquetado son:

  • Nombre de denominación usual o comercial del producto.
  • Composición: para dar información sobre la calidad del producto y otras características.
  • Características esenciales del producto, instrucciones, advertencias, consejos o recomendaciones sobre instalación, uso y mantenimiento, manejo, manipulación, peligrosidad o condiciones de seguridad, en el caso de que dicha información sea necesaria para un uso correcto y seguro del producto.
  • Lote de fabricación, cuando el proceso de elaboración se realice en series identificables.
  • Identificación de la empresa: Nombre o razón social o la denominación del fabricante/envasador/transformador/vendedor.
  • Origen del producto, en el caso de que pudiera inducir a confusión.

Infórmate bien antes de comprar el mueble para evitar problemas posteriores. Recuerda que la etiqueta es uno de los elementos informativos más importantes. Es conviene seguir estos consejos:

  • Compra productos etiquetados, ya que la etiqueta es una garantía de seguridad.
  • Si no localizas la etiqueta, porque no estaba bien fijada o porque la han arrancado, comprueba que se encuentra en las otras unidades y adquiere una que la tenga.
  • Si no puedes leer correctamente o no entiendes la etiqueta, pregunta en el establecimiento.
  • Recuerda que la etiqueta ofrece parámetros objetivos. Si quieres comparar dos productos de la misma gama, te permite tomar la decisión de compra con mayor conocimiento.
  • Guarda la etiqueta durante todo el ciclo de vida del producto, ya que puedes necesitarla tras la compra. Guarda las facturas y cualquier documento relacionado con el producto, como folletos publicitarios.
  • Real Decreto 1468/1988, de 2 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de etiquetado, presentación y publicidad de los productos industriales destinados a su venta directa a los consumidores y usuarios.
Los muebles y su etiquetado

Descargar folleto (pdf, 727 kB)

Fecha de última modificación: