Acceso a la página de inicio de euskadi.eus

Aceite de palma: nueve claves para entender su impacto

autor: Kontsumobide, Junio 15, 2017

El uso del aceite de palma en la elaboración de alimentos se ha extendido de forma vertiginosa en los últimos años. Su consumo excesivo puede resultar perjudicial para salud; su producción masiva conlleva repercusiones medioambientales y sociales. Te presentamos las nueve claves para entender qué se esconde detrás de este ingrediente.

1. ¿Qué es el aceite de palma?

Es un aceite de origen vegetal que se obtiene de los frutos de la palma africana (Elaeis guineensis).

2. ¿Cómo puedo saber si un alimento lo incluye?

La normativa europea exige desde diciembre de 2014 que el etiquetado de los alimentos especifique el tipo de aceite empleado en su fabricación. No basta con indicar que es vegetal. Debe precisar su procedencia. En este caso, si es de palma.

3. ¿Tiene más nombres?

Existen diversas denominaciones: aceite de palma, grasa vegetal (palma), aceite de palmiste, sodium palmitate, manteca de palma, palmoleina, manteca de palma, grasa vegetal fraccionada e hidrogenada de palmiste o estearina de palma, entre otros. A veces, aparece su nombre científico (Elaeis guineensis). Además, el etiquetado puede incluir ingredientes obtenidos de esta planta, lo que dificulta su detección. Según aceitedepalma.org, existen hasta 200 posibles denominaciones.

4. ¿En qué se utiliza?

Sobre todo en la industria alimentaria y cosmética. También se emplea en la fabricación de productos de limpieza y de biocarburantes.

5. ¿En qué alimentos puedo encontrarlo?

En un buen número de productos elaborados y envasados: comidas precocinadas, como pizzas, pasta, cremas o sopas; chocolates y coberturas; helados y derivados lácteos; margarinas y productos para untar; galletas, cereales de desayuno y bollería industrial; aperitivos y snacks; caramelos y gominolas…

6. ¿Por qué lo emplean las empresas?

Por su bajo coste. Es el aceite más barato del mercado. Además, mejora el sabor de los alimentos, favorece su conservación y, una vez tratado, presenta una textura idónea para elaborar muchos productos.

7. ¿Por qué puede ser nocivo?

El aceite de palma presenta un elevado contenido de grasas saturadas. Un consumo excesivo y continuado puede generar un aumento del colesterol malo —el LDL— y provocar un aumento de las probabilidades de sufrir arteriosclerosis y enfermedades cardiovasculares. La Organización Mundial de la Salud aconseja reducir el consumo de grasas saturadas a menos del 10% de la ingesta calórica diaria para reducir los riesgos de padecer estas dolencias.

8. ¿Cómo repercute su cultivo en el medio ambiente?

La palma aceitera es originaria de África, aunque se ha introducido de forma masiva por el suroeste asiático y en varias zonas de América del Sur. La incesante demanda de las grandes industrias ha provocado la deforestación de bosques tropicales, con el consiguiente daño al ecosistema local. Es lo que ocurre, por ejemplo, en Indonesia y Malasia, que suman alrededor del 85% de la producción mundial.

9. ¿Y en la vulneración de los derechos humanos?

Las comunidades indígenas de los bosques tropicales deforestados ven peligrar su tradicional modo de vida. Además, Amnistía Internacional ha denunciado las condiciones laborales de la mano de obra empleada en algunas plantaciones: trabajo infantil, sueldos míseros, jornadas interminables, contacto con sustancias peligrosas.

Recuerda. Lee el etiquetado y reduce el consumo de productos precocinados y preparados para llevar una dieta saludable. Si recurres al aceite de palma, asegúrate de que incluya un certificado de producción sostenible.

SÍGUENOS
  • Suscríbete a Título RSS
Euskadi, bien común