Kontsumobide

Kontsumobide Consejos

Cuidado con las transferencias en las compras online

El crecimiento del mercado online, desgraciadamente, ha traído aparejado el crecimiento del fraude. La ciberdelincuencia aprende nuevas vías y se aprovecha de la distancia y las dificultades que las relaciones transfronterizas pueden generar para lograr sus objetivos y estafar a las personas consumidoras.

En Kontsumobide hemos detectado un aumento de quejas contra una plataforma online de venta de electrodomésticos. Las reclamaciones son comunes y denotan una forma de proceder: tras la compra del electrodoméstico, en el momento de realizar el pago la web solicita una transferencia. Es cierto que la plataforma admite más formas de pago, pero con la excusa de ciertos problemas técnicos solicitan a la persona consumidora que haga una transferencia, y cuando esta se completa, se ha completado el fraude. El electrodoméstico no llega nunca y el contacto con la plataforma se vuelve imposible.

Un pequeño análisis nos permite detectar que, si bien el domicilio social de la plataforma está en España, el banco al que solicitan que se haga la transferencia está en Irlanda. ¿Por qué ocurre esto? Eso es lo que nos deberíamos preguntar. En este post os damos algunos pasos para evitar estas situaciones.

En primer lugar, ¡ojo con las transferencias por internet!, y más si no tenemos claro quién las recibe. Es cierto que la ventaja es que no se facilitan datos en la web, pero no es menos cierto que una vez realizada no es posible, o es muy difícil, echarse atrás. Aquí te damos pistas sobre cómo pagar en internet.Lo más seguro es el contrarrembolso, pero no todas las webs ofrecen dicha opción. Lo más utilizado, las tarjetas, no es lo más seguro, pero te dan más protección que una transferencia. También existen las tarjetas virtuales u formas de pago como Pay Pal, que te dan más garantías.

¿Pero si tengo que hacer una trasferencia como sé a qué banco lo hago?

Para hacer la transferencia te deberán facilitar un número de cuenta con un Iban tipo ES45 5600 5662 2233 1111 1111 (este número es ficticio). Los cuatro primeros dígitos te servirán para identificar el Iban (ES45 en este caso, las dos primeras letras corresponden al país y los dos números al código) y los 4 siguientes (5600) identifican el código que el regulador atribuye a la entidad. Los 4 siguientes números (5662) a la sucursal, los dos siguientes (33) son dígitos de control y los 10 últimos son el código de cuenta.

 Con estos datos, puedes consultar en el Banco de España de qué entidad se trata. También puede ayudarte en esta otra dirección: iban.es que, añadiendo el, código de cuenta te dirá a qué entidad corresponde.

 A partir de aquí, la decisión es tuya, pero las preguntas que debes tener en mente son, ¿por qué una web de venta que tiene la sede en España opera con un banco en el extranjero?, ¿qué problemas me puede generar esta situación? No olvides que, si recuperar el dinero de una trasferencia es complicado, si la trasferencia es internacional, aunque sea europea, es muchísimo más complicado, por no decir imposible.