Kontsumobide

Kontsumobide Consejos

La delgada línea entre un producto original y una copia: ¿sabrías detectar una falsificación?

Páginas web, aplicaciones móviles, redes sociales, las posibilidades para vender productos falsificados se han multiplicado, y con ella la indefensión de la persona consumidora. Ropa, calzado, medicinas, tecnología, incluso equipamiento médico son algunos de los artículos que podemos encontrar en estas plataformas online. Al comprar falsificaciones estás adquiriendo productos de menor calidad que incluso pueden suponer un riesgo para la salud.

En ocasiones la compra se hace conscientemente, sabiendo que lo que estás comprando es una copia ilegal del producto original. Si lo haces así colaboras en un delito y además haces dejación de tus derechos y deberes como persona consumidora

Otras veces en cambio, te están dando gato por libre sin que te des cuenta. Detectar que unas zapatillas o un bolso de marca es una copia, puede ser fácil si prestas atención a pequeños detalles:

  • Desconfía de los precios muy bajos. Si el precio es bastante más bajo que lo que cuesta el producto en otras tiendas, no te fíes y repasa los siguientes puntos.
  • Identifica a la persona vendedora: Comprueba el nombre de la tienda online, así como sus datos de contacto (teléfono, dirección y correo electrónico). Ten en cuenta que, si la dirección URL termina con “.es”, “.uk”, “.de”, “.fr” o cualquier otra extensión que pertenezca a un país europeo no significa necesariamente que la empresa esté ubicada en la UE.
  • Busca el sello de confianza: Si la tienda cuenta con un sello de confianza, investiga en la web de la empresa que lo concede que la tienda online dispone realmente de dicho sello.

El sello de confianza es un distintivo oficial que una entidad privada otorga a una tienda online. Este distintivo garantiza una compra segura y significa que la web cumple una serie de requisitos de seguridad.

  • Evalúa las imágenes: Fíjate en las fotos del producto; si son de baja calidad, si están redimensionadas o si tienen el fondo distorsionado, puede que sean productos falsos.

En caso de duda, puedes solicitar más imágenes del producto a la empresa vendedora.

  • Consulta las reseñas. Busca en Internet los comentarios que otras personas usuarias han escrito sobre la tienda. Desconfía cuando las valoraciones son excesivamente positivas, tienen un lenguaje similar o están escritas por una misma persona en varias páginas web, ya que pueden estar escritas por la propia empresa vendedora.
  • Analiza los textos legales. Consulta los textos legales del sitio web y comprueba que están redactados de forma coherente. Las tiendas online están obligadas a incluir información clara sobre términos y condiciones, aviso legal, política legal y política de cookies.
  • Examina la web. Dirígete a la página web oficial de la marca para conocer cuáles son los vendedores autorizados. Podrás comprobar si la web está autorizada y por tanto vende productos originales.

Pero, la mejor manera de todas, es que busques el producto en las tiendas de tu ciudad o de tu barrio, ahí la confianza gana.