Kontsumobide

Kontsumobide Consejos

Mecanismo de ajuste del gas: ¿Pagas más por ese nuevo concepto en tu factura?

En este post, queremos intentar explicarte de manera sencilla, qué es la “excepción ibérica” y cómo está relacionada con ese nuevo concepto que quizá ha aparecido en tu factura con el nombre de tope del gas, mecanismo de ajuste del gas o algo similar.

¿Qué es la excepción ibérica?

Es un mecanismo de intervención estatal en el mercado eléctrico que fija un tope al precio del gas necesario para generar electricidad (ojo, esto es importante, no fija un tope a todo el gas, solo al empleado para generar energía eléctrica) y de esta manera limita el crecimiento de los precios del mercado eléctrico, aunque no impide dicho crecimiento.

Para entender mejor el mercado de la electricidad: ¿qué es un mercado marginalista y qué consecuencias tiene?

Comprender la llamada excepción ibérica requiere entender grosso modo cómo funciona el mercado de electricidad. La electricidad que recibimos en casa surge de muchas fuentes de producción (solar, eólica, nuclear, hidroeléctrica, de cogeneración, gasística…) pero producir electricidad de una forma o de otra no tiene el mismo coste.

Los precios de la energía se fijan en el llamado “pool eléctrico”, un mecanismo de mercado de la Unión Europea que funciona de la siguiente manera: en base a datos estadísticos, se determina qué cantidad de electricidad va a ser necesaria cada hora y se pide a los productores que digan cuanta electricidad pueden aportar y a qué precio. Primero entra siempre la más barata que es la renovable, pero como esta no suele ser suficiente, se le suman otras fuentes de energía con otros precios hasta cubrir la demanda esperada. De esta manera, la última energía que entra en el pool es la más cara*. El problema del mecanismo es que esta electricidad, la más cara, que es actualmente la que necesita de gas para producirse, es la que marca el precio de todas las demás.

Por ejemplo: si la solar se ha ofertado a 6 €/Megavatio hora, pero la gasística ha entrado en el sistema a 50 €/megavatio hora, toda la electricidad se venderá, y por tanto las personas consumidoras la pagarán, a 50€/megavatio hora. Ahora entenderás por qué es importante poner un límite al precio del gas que se utiliza para generar electricidad, porque de esa manera se limita el precio de todo el resto de fuentes generadoras de electricidad utilizables y se limita el crecimiento de los precios, aunque no logre pararlo.

Entonces ¿por qué ha aparecido ese nuevo concepto en mi factura?

Los Gobiernos de España y de Portugal aprobaron en mayo la llamada excepción ibérica, con el objetivo de aliviar las facturas de los consumidores con tarifas indexadas al mercado mayorista de la electricidad o 'pool', los más afectados por la crisis y la subida de los precios de la energía.

Esta medida, sin embargo, tiene un coste de compensación para remunerar a las plantas que generan electricidad con gas la diferencia entre el tope fijado y el coste real, si este sobrepasa el límite. Dicho de otra manera: si a una empresa le limitas el precio al que puede vender su producto, gana menos dinero o incluso lo pierde, y el mecanismo implementado por el gobierno incluye una compensación a estas empresas. Por eso ese nuevo concepto en tu factura: “mecanismo de ajuste del gas”.

Lo cierto es que las compañías eléctricas tienen la obligación de cobrarte la cantidad correspondiente a ese concepto dentro de lo que se conoce como otros costes asociados al suministro. No tienen la obligación de detallar el concepto de “mecanismo de ajuste del gas”, pero muchas han optado por explicitarlo en la factura. Tampoco son las compañías eléctricas quienes determinan cuánto hay que cobrar, sino que es la ley aprobada para poner en marcha este mecanismo la que establece cómo realizar el cálculo.

Este es un concepto que se incluirá en las facturas mientras esté vigente la “excepción ibérica” y que en ningún caso será más allá del 31 de mayo de 2023.

actualemnte esoy pagando más con este nuevo concepto en mi factura (mecanismo de ajuste del gas).

Sí y no. Pagas más porque por otras causas el precio de la electricidad puede subir (exceso de demanda, falta de producción solar o eólica) pero pagas menos de lo que pagarías si no existiese este mecanismo.

El precio del gas para producir electricidad se ha estimado en unos 40 €, lo que quiere decir que cuando el gas fija el precio marginal, ninguna otra fuente de energía será más cara que 40 €. Para “para compensar” ese precio limitado aparece en tu factura el concepto mecanismo de ajuste del gas, y por el debes pagar, por ejemplo, 20 €. Pero,¿hasta dónde llegaría tu factura si el precio del gas no se hubiese limitado a 40 euros y hubiese entrado en el pool eléctrico, por ejemplo, a 180 euros? Si en vez de tener en cuenta para el cálculo los 40 euros, se hubiera hecho éste con 180, el precio de la electricidad que pagarías sería mucho mayor.

Y, ¿qué hago?

Últimamente es el mantra que todos repetimos, pero lo primero es ahorrar y cambiar tus formas de consumo. Si consumes menos energía pagarás menos. Además, puedes aprovechar las horas valle para tus consumos de energía. Y, sobre todo, y muy importante, analiza tu factura e intente comprenderla, si te resulta complicada, que lo es, pregunta. Ajusta tu contrato a tus necesidades y si vas a cambiar de compañía compara precios, puedes hacerlo en el comparador de la CNMC.

Decreto que regula la excepción ibérica

Artículo interesante al respecto

  • Uno de los objetivos de este sistema es favorecer las energías renovables e incentivar la inversión en plantas de producción de renovables, ya que el sistema permite que el margen de beneficio de las renovables sea mayo.