Euskadi

Cada gota cuenta!

El agua no es infinita y se está malgastando. Es importante que seamos conscientes de esto porque es un recurso fundamental para la vida y hoy, Día Mundial del Agua, es una buena oportunidad para recordar lo imprescindible que es cuidarla con responsabilidad. Una de las consecuencias del cambio climático es que cada vez lloverá menos y hará más calor y ya estamos notando estos efectos. El agua que tenemos es escasa y se prevé que la demanda mundial aumente en un 55% para 2050. Para colmo, la estamos contaminando y malgastando, así que, si no lo has hecho ya, es momento de actuar.

Las administraciones competentes por su parte, deben promover una gestión eficiente de los recursos hídricos: evitar los regadíos sin control, transformar el modelo agroalimentario industrial o perseguir los delitos relacionados con el robo y la contaminación del agua.

Y tú, ¿qué puedes hacer?

La clave está en usar solo lo que necesitas. Piensa en el consumo de agua que haces en tu día a día. ¿Consideras que gastas más de lo necesario? Quizá no seas consciente, o quizá sí, pero no sabes cómo hacer para consumir agua de manera responsable sin malgastar ni una gota. Te dejamos estos consejos que seguro que te ayudan:

  1. No utilices el inodoro como un cubo de basura. Ahorras agua y no contaminas y entorpeces la depuradora. Las toallitas húmedas, por ejemplo, son muy contaminantes, y aunque en el etiquetado de algunas aparece que pueden desecharse por el inodoro, no especifica cuánto tiempo necesitan para disolverse. En este enlace te lo explicamos todo. Pero, en resumen, no las tires por el váter, ahorrarás agua y estarás cuidando el medio ambiente.
  2. Dúchate en vez de bañarte. Una ducha de 5 minutos, puede ahorrar unos 3.500 litros al mes.
  3. Cierra el grifo mientras te enjabonas las manos o te lavas los dientes.
  4. Recoge el agua del grifo mientras esperas a que salga caliente. La puedes utilizar para regar las plantas, para fregar el suelo… ¡Pueden llegar a ser hasta 8 litros de agua potable!
  5. Reutiliza el agua de lo que hayas cocido. Una buena idea es que lo uses para regar las plantas. Y si han sido verduras para hacer un puré, no tires el agua sobrante y haz una sopa con ella.
  6. Arregla las averías lo antes posible. Un grifo que gotea durante 24 horas puede perder hasta 30 litros al día. Esto equivale a más de la mitad del agua que necesita una persona a diario para cubrir sus necesidades básicas.
  7. No pongas la lavadora ni el lavavajillas hasta que estén llenos.
  8. Si vas a cambiar de electrodomésticos, valora su eficiencia energética. Mira la etiqueta energética, te mostrará no solo el consumo de electricidad, sino también el de agua.
  9. Adapta la presión del agua a tus necesidades. Cierra un poco la llave de paso general y saldrá menos cantidad de agua.
  10. Puedes colocar difusores de ahorro o limitadores de caudal en los grifos.
  11. Consume productos locales de temporada, a ser posible, que sean de agricultura y ganadería ecológicas, evitando los productos procedentes de las industriales. En ellas se consumen cantidades excesivas de agua que, además, contaminan.
SÍGUENOS
  • Suscríbete a Título RSS