Kontsumobide

Kontsumobide Consejos

Etiquetado y garantia

Etiquetado de los productos

El etiquetado de los productos es obligatorio (y debe estar cuando menos en castellano) y parte de dos derechos fundamentales de las personas consumidoras: el derecho a la información y el derecho a la seguridad.

La etiqueta es la herramienta más fiable para informarte, de manera objetiva, sobre los productos y sus fabricantes. Además, es también un instrumento de protección, y te permite comparar entre distintos artículos para escoger el más adecuado.

Existe un amplio abanico de normas que regulan el etiquetado.

Aquí puedes tener información sobre los siguientes etiquetados, en función de tu negocio te serán de gran ayuda.

Aquí puedes saber más sobre el etiquetado.

Garantía

Si el producto es nuevo, durante los tres años siguientes a la fecha de entrega, en el caso de bienes y de dos años en el caso de suministro de contenidos y servicios digitales. En caso de un suministro continuo la parte empresarial deberá responder de la conformidad dentro del plazo en el cual deben suministrase los contenidos o servicios digitales. Si este plazo de suministro es inferior a 3 años el plazo de responsabilidad empresarial será de 3 años a partir del momento de la entrega.

Si el defecto del producto, se manifiesta en los primeros 2 primeros años (un año en el caso del suministro de contenidos o servicios digitales)  desde la fecha de entrega, la ley presume que la falta de conformidad ya existía cuando se entrega. En este caso, la  empresa vendedora es la que deberá demostrar, en su caso,  que el producto cumplía las condiciones acordadas y que el defecto se debe a un mal uso o mantenimiento.

Tras este período inicial de 1 o 2 años y hasta los 3 años desde la fecha de entrega del producto, la ley ya no presupone nada. Tanto tú como la parte consumidora tendréis que aportar las pruebas necesarias para demostrar lo alegado.

La empresa vendedora o productora debe reparar, sustituir o reembolsar el precio pagado por un bien de consumo, suministro de contenidos o servicios digitales, en el caso de que éste sea defectuoso o no cumpla con las condiciones acordadas.

Las reparaciones de producto dentro del plazo de garantía tienen una garantía de 6 meses.

Mientras el producto esté en reparación se paraliza el cómputo del plazo de garantía.

En los bienes de segunda mano, se puede fijar un plazo de garantía legal menor, que no será inferior a un año.

Opcionalmente, puedes ofrecer una garantía comercial, que en ningún caso puede ser inferior a la garantía legal. Esta práctica no es obligatoria y constituye una garantía adicional.

Conoce más sobre la garantía y los derechos de las personas consumidoras