Kontsumobide recuerda que las llamadas a un 118 tienen un coste elevado y no son telfonos de atencin al cliente

Fecha de publicacin: 

Kontsumobide, Instituto Vasco de Consumo, recuerda que los números telefónicos que comienzan por 118 son servicios que facilitan datos telefónicos sobre otros usuarios, las empresas fijan libremente las tarifas por minuto y no son números gratuitos de atención al cliente.

Estos teléfonos están destinados a facilitar a las personas usuarias el número de algún usuario o empresa al modo de los viejos listines telefónicos. Sin embargo, los números que empiezan por 118 no son gratuitos, al contrario, sus precios son elevados y pueden llegar a generar facturas superiores a los 50 euros.

Las entidades que gestionan los teléfonos que comienzan por 118 tienen libertad para fijar los precios a cobrar a las personas usuarias a través de las facturas telefónicas. En cambio, sí hay limitación para la duración de estas llamadas, que no pueden superar los 10 minutos.

Además, están obligadas a facilitar una locución 15 segundos, tiempo por el que no podrán facturar, en la que deben informar sobre el precio de la llamada por minuto, la duración máxima de 10 minutos, que se trata de un servicio de consulta telefónica y el nombre o denominación de la empresa que lo presta.

En Kontsumobide, hemos detectado un aumento de reclamaciones dirigidas a diferentes empresas, pero todas vinculadas con el teléfono 11827.

La norma es clara sobre estos teléfonos:

  • son de marcación directa, lo que significa que, en ningún caso pueden desviar la llamada a uno de estos teléfonos, sino que debe ser la persona usuaria quien marque cada dígito en su teléfono.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que estos servicios obtienen una posición preferente en las búsquedas en internet y que al ser teléfonos de tarificación especial quedan fuera de las ofertas de tarifa plana habituales en las compañías de telefonía, por lo que se facturan aparte.

Para evitar este tipo de situaciones Kontsumobide recomienda:

  • Prestar especial atención en las búsquedas en Internet. Si buscamos el teléfono de una empresa determinada, asegurarnos de que es ese el que obtenemos y no el de una empresa intermediaria como las que estamos señalando.
  • Ser conscientes de que las llamadas a estos teléfonos tienen un coste alto. Tener muy claro a qué número estamos llamando.

Si vemos en nuestra factura de teléfono alguno de estos números y nosotros no hemos realizado la llamada, podemos contactar e informar a nuestra compañía de teléfonos, localizar en internet la empresa propietaria del 118 e interponer una reclamación ante dicha empresa. Y finalmente, si no hemos logrado la solución a nuestra queja, presentar una queja y/o una denuncia ante Kontsumobide.