Kontsumobide

Parkings

Los aparcamientos privados pueden ser de gran utilidad cuando queremos aparcar en un lugar céntrico, rápidamente y sin complicaciones. Es interesante conocer las condiciones de este servicio. La Ley 40/2002, de 14 de noviembre, reguladora del contrato de aparcamiento de vehículos define los derechos y deberes de la empresa y la persona consumidora.

La norma es aplicable a los siguientes tipos de parking:

  • Los estacionamientos con reserva de plaza en el que la persona titular del aparcamiento se obliga a mantener durante el tiempo pactado una plaza de aparcamiento a nuestra total disposición.
  • Estacionamiento rotatorio, en el que se facilita una plaza de aparcamiento por un tiempo variable, no prefijado.

Las principales obligaciones de las empresas que prestan estos servicios son:

  • Justificante: deben entregarnos un justificante o resguardo del servicio que hemos pagado. En el justificante debe constar la identificación del vehículo. El vehículo se identifica mediante la matrícula o cualquier marcador que lo permita. De la obligación de identificación quedan exentos los aparcamientos de uso exclusivo para clientes de establecimientos comerciales que cuenten con un sistema de control de acceso. En el estacionamiento rotatorio debe constar en el justificante, además, día, hora y minuto de entrada.
  • Restitución del vehículo: deben entregar el vehículo en el mismo estado que haya sido entregado, así como el resto de componentes y accesorios incorporados al vehículo. En todo caso, los accesorios no fijos y extraíbles (como radiocasettes y teléfonos móviles), deben ser retirados por las personas usuarias.
  • Información: deben aparecer correctamente indicados los precios, horarios y las normas de uso y funcionamiento del aparcamiento, incluido si es práctica habitual pedir la entrega de las llaves del vehículo.
  • Hojas de reclamaciones: las empresas que gestionan este tipo de aparcamientos deben tener a nuestra disposición las hojas de reclamaciones.
  • Restitución de otros objetos: la empresa titular del aparcamiento que cuente con un servicio especial para ello, puede aceptar y responsabilizarse también de la restitución de otros accesorios no fijos y/o extraíbles, así como de los efectos u objetos que tengamos en el vehículo. Para ello, debemos declarar expresamente estos objetos y la empresa debe aceptar la custodia de los mismos. Debemos observar las prevenciones y medidas de seguridad que nos indiquen, incluida la del aparcamiento del vehículo o el deposito de los efectos personales, en la zona habilitada para su vigilancia. La empresa titular del aparcamiento puede establecer precios distintos o complementarios para la vigilancia de los objetos.
  • Responsabilidades: la empresa titular del aparcamiento debe responder por los daños y perjuicios que respectivamente ocasione el incumplimiento, total o parcial, de sus obligaciones.
  • Derecho de retención del vehículo: la empresa tiene derecho de retención sobre el vehículo en garantía del pago del precio del aparcamiento.

Las personas usuarias también deben cumplir las responsabilidades establecidas en la Ley:

  • Exhibir el justificante: para proceder a retirar el vehículo debemos entregar el ticket o resguardo del aparcamiento, o acreditar nuestro derecho sobre el mismo en caso de extraviar el ticket.
  • Declaración de objetos: debemos declarar los accesorios especiales y objetos personales introducidos en el vehículo y depositarlos en el lugar habilitado para su vigilancia.
  • Cumplimiento de las normas: debemos cumplir en todo caso las normas e instrucciones del aparcamiento respecto al uso y seguridad del mismo.
  • Responsabilidades: seremos responsables frente a la empresa y demás personas usuarias, de los daños y perjuicios que causemos por incumplimiento de nuestros deberes o por conducción indebida del vehículo dentro del parking.
  • La persona propietaria del vehículo debe responder solidariamente frente a la empresa y demás personas usuarias de los daños causados, salvo que se hayan entregado las llaves del vehículo a la persona responsable del aparcamiento.

 

 

  • Si el aparcamiento permite el acceso una vez levantada la barrera, la empresa titular queda obligada a proporcionarte una plaza, por lo que debes exigirla.
  • Anota los números o distintivos de la plaza en la que hayas estacionado, para ahorrar tiempo al retirar el vehículo.
  • Pliega los retrovisores y elimina de la vista cualquier objeto de valor para evitar daños o robos.
  • Infórmate de los medios de pago aceptados, y de los precios y modalidades de tarificación.
  • Guarda bien el ticket o resguardo del aparcamiento. Si lo pierdes, puede que tengas que pagar una penalización. Además, deberás probar que el vehículo te pertenece.
  • Para la reclamación de indemnizaciones por daños y perjuicios contra la empresa titular del aparcamiento, puedes solicitar la mediación y el arbitraje de la Junta Arbitral de Consumo.

 

 

 

Fecha de última modificación: