Suministro de luz

Índice

 

Introducción

El 1 de julio de 2009 se hizo efectiva la liberalización del suministro eléctrico. Esto quiere decir que cada persona consumidora, a partir de esa fecha, tiene la capacidad de elegir y contratar la oferta que mejor se adapte a sus necesidades entre las que le faciliten las empresas comercializadoras que operan en el mercado. Desaparecen las tarifas integrales reguladas por el Gobierno con el objetivo de lograr una competencia real y libre entre las empresas suministradoras. 

Subir Subir

 

Información general

Empresas distribuidoras, comercializadoras… ¿Con quién firmo el contrato de la luz?

La liberalización del sector eléctrico en julio de 2009 supuso que la distribución de la electricidad desde su generación hasta el suministro a la persona consumidora, debe realizarla una empresa (distribuidora) que es diferente de la que se encarga de vender la energía a los clientes finales (empresa comercializadora). Para evitar confusiones debemos tener en cuenta lo siguiente:

  • Aunque puedan parecer la misma empresa, la distribuidora y comercializadora son diferentes compañías.

  • Las empresas distribuidoras tienen, entre otras funciones, la de suministrar electricidad a los hogares de las personas consumidoras. Se encargan del cableado de electricidad, de dar de alta el suministro eléctrico, de la gestión de los contadores y de las incidencias que puedan ocurrir. Las compañías distribuidoras no venden directamente el suministro de electricidad a las personas consumidoras. Es responsabilidad de las empresas distribuidoras la lectura de los suministros.

  • Las empresas comercializadoras de electricidad son aquellas empresas que acceden a las redes de transporte o distribución de energía y adquieren energía para su venta a las personas consumidoras.

  • Para disponer de energía eléctrica en nuestro domicilio el contrato de suministro ha de ser firmado con una empresa comercializadora.

  • Existen dos tipos de comercializadoras, las comercializadoras de mercado libre, que venden la energía a un precio no fijado oficialmente y las comercializadoras de Último Recurso, autorizadas por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio como Comercializadoras de Último Recurso (CUR), y cuyo precio viene determinado por la tarifa de último recurso (TUR).

¿Puedo ahorrar en la factura de la luz? ¿Tengo la tarifa que más se ajusta a mis características y necesidades?

Es importante ser consciente de la necesidad energética de la vivienda y contratar la que más se ajuste a nuestras necesidades. Para valorar si realmente se tiene la tarifa de luz más eficiente es imprescindible conocer cuál es el consumo de energía que precisamos y en qué horarios. Esta valoración nos conducirá a conocer cuál es la potencia que precisamos contratar en función de las necesidades. Revisar, además, cuáles son nuestros hábitos horarios de consumo, podría conducirnos a obtener una rebaja importante de la factura.

En la actualidad existen en Internet distintas herramientas web que permiten comparar ofertas en función de diversas características de consumo. Una de ellas es la ofrecida por la Comisión Nacional de Energía, que permite comparar (Enlace) según el perfil de cada persona, el valor económico y características de las ofertas de suministro de electricidad, o conjuntas para los suministros de luz y gas, a partir de la información de las empresas comercializadoras que operan en el mercado minorista español.

Existen tres tipos de suministro posibles:

1. La contratación del suministro de último recurso:

Las personas conectadas en baja tensión con potencias contratadas iguales o inferiores a 10 kW, acogidos a la tarifa de último recurso (TUR), contratarán el suministro con comercializadores de último recurso. La TUR consiste en un precio regulado establecido periódicamente por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

Esta tarifa tasada se revisa cada 3 meses.

Las personas acogidas a esta tarifa que dispongan del equipo de medida adecuado, podrán acogerse a las dos modalidades con discriminación horaria.

Para las personas consumidoras acogidas a esta modalidad de suministro, el suministro es contratado con el comercializador de último recurso que elijan entre la lista de comercializadores autorizados, con el que establecerán la relación comercial para la contratación, facturación, planteamiento de consultas y reclamaciones.

En el suministro a TUR, el contrato de acceso a la red (con el distribuidor) se incluye en el contrato con el CUR.

¿Cuáles son las comercializadoras con las que puedo contratar la Tarifa Último Recurso?

Las comercializadoras de último recurso las fija el Gobierno y son las siguientes:

  • Iberdrola Comercialización de Último Recurso, S.A.U.
  • Endesa Energía XXI, S.L.
  • Unión Fenosa Metra, S.L.
  • Hidrocantábrico Energía Último Recurso, S.A.U.
  • E.ON Comercializadora de Último Recurso, S.L.

Las empresas comercializadoras pertenecen a las grandes compañías eléctricas, por lo que es importante subrayar que, si bien se trata de empresas diferentes pertenecientes al mismo grupo, comparten similitudes en nombre e imagen. Por este motivo, si se desea contratar con una empresa comercializadora de último recurso, se recomienda asegurarse que se contrata realmente con la empresa adecuada, puesto que es probable que traten de encaminarle hacia la comercializadora del mercado libre.

Listado de las comercializadoras de último recurso (pdf, 31Kb).

2. El bono social:

Para beneficiarse del bono social será imprescindible tener la Tarifa de Último Recurso (TUR), ser persona física, solicitar el bono para la vivienda habitual y pertenecer a uno de los siguientes colectivos:

  1. clientes domésticos con una potencia contratada inferior a 3 kW.
  2. pensionistas con prestaciones mínimas
  3. familias numerosas
  4. familias que en su totalidad se encuentren en situación de desempleo

El bono social tendrá una duración de dos años. Pasado ese tiempo, para poder seguir disfrutando del bono social será necesario volver a acreditar que se cumplen los requisitos. Asimismo, se deberá comunicar a la empresa cualquier dato que afecte al derecho al bono social.

¿Qué tengo que hacer para beneficiarme del bono social?

Quienes tengan derecho a beneficiarse del bono social, deben solicitarlo a su Comercializadora de Último Recurso mediante correo ordinario, fax o correo electrónico y acreditar el requisito que le da derecho al bono. Las personas consumidoras que tengan un contrato doméstico con una potencia inferior a 3 kW., no tienen que hacer nada puesto que su inclusión es automática.

3. La contratación del suministro en el mercado libre:

Las personas consumidoras conectados en baja tensión con potencias contratadas superiores a 10 kW y todas las que tengan suministros en alta tensión solo podrán contratar el suministro eléctrico en la modalidad de libre mercado.

El consumo de la energía eléctrica es la parte que realmente se contrata con la comercializadora.

Lo habitual es que el uso de las redes de la empresa distribuidora se contrate a través de la empresa comercializadora, que actuará como mandataria, a la que habremos autorizado, pero podríamos hacerlo directamente con la empresa distribuidora. Los peajes son el pago por el uso de las redes del distribuidor y se denomina tarifa de acceso.

Listado de las comercializadoras de mercado libre (pdf, 31Kb).

¿Puedo cambiar de comercializadora eléctrica?

Se puede cambiar de comercializadora cuando se desee pero se debe tener en cuenta que en los contratos libres existe una cláusula de permanencia de un periodo mínimo de 1 año, por lo que si se cambiara de comercializadora antes del transcurso del año, puede que se nos requiera al pago de una cantidad económica.

En general, los contratos de suministro de electricidad en baja tensión deben tener una duración máxima de 1 año, pudiéndose prorrogar tácitamente por períodos de la misma duración. Podemos rescindir dicha prórroga con un preaviso de 15 días, sin que proceda cargo alguno en concepto de penalización.

En caso de que el usuario decida darse de baja antes de que transcurra un año, la comercializadora puede penalizarle con un 5%, como máximo, del consumo estimado pendiente.

El plazo para que se haga efectivo el cambio de suministrador no puede ser superior a tres semanas.

Los contratos suscritos en el mercado libre deben incluir las posibles penalizaciones en caso de anulación anticipada del contrato por parte de la persona consumidora, y diferenciar entre los precios y condiciones del contrato, así como su vigencia, y los de carácter promocional.

¿Qué es el derecho de acometida y qué vigencia tiene?

Los derechos de acometida son la contraprestación económica que debe ser abonada a la empresa distribuidora por la realización del conjunto de actuaciones necesarias para atender un nuevo suministro o para la ampliación de uno ya existente.

Los derechos de acometida podrán incluir los siguientes conceptos:

  1. Derechos de extensión: incluyen la contraprestación económica a pagar por cada solicitante de un nuevo suministro o de la ampliación de potencia de uno ya existente a la empresa distribuidora por las infraestructuras eléctricas necesarias entre la red de distribución existente y el primer elemento propiedad del solicitante.

  2. Derechos de acceso: incluyen la contraprestación económica a pagar por cada contratante de un nuevo suministro o de la ampliación de potencia de uno ya existente, cuyo abono procederá, en todo caso, por su incorporación a la red.

La empresa distribuidora que haya de atender un nuevo suministro o la ampliación de uno ya existente estará obligada a la realización de las infraestructuras eléctricas necesarias cuando dicho suministro se ubique en suelo urbano que tenga la condición de solar, y cuando se trate de suministros en baja tensión (potencia máxima solicitada de 50 kW) o de suministros en alta tensión (potencia máxima solicitada de 250 kW).

Vigencia de los derechos de acometida

En caso de rescisión del contrato de suministro los derechos de acometida, tanto de extensión como de acceso, se mantendrán vigentes para la instalación y/o suministro para los que fueron abonados durante un período de tres años para baja tensión y de cinco años para alta tensión.

Los aumentos de potencia se considerarán como un alta adicional y originarán los derechos de extensión y acceso que, en su caso, correspondan al incremento de potencia solicitado.

Si fuese precisa la ejecución de nuevas obras de extensión, su tratamiento será el previsto para un nuevo suministro.

Las empresas distribuidoras pueden cobrarnos por el enganche y diversos servicios de verificación ¿A qué nos referimos?

  • Derechos de enganche: son retribuciones económicas que puede percibir la empresa distribuidora por acoplar eléctricamente la instalación receptora a la red de la empresa distribuidora, quien deberá realizar esta operación bajo su responsabilidad.

  • Verificación de las instalaciones: la revisión y comprobación de que las mismas se ajustan a las condiciones técnicas y de seguridad reglamentarias.

  • Actuaciones en los equipos de medida y control: la conexión y precinto de los equipos, así como cualquier actuación en los mismos por parte del distribuidor derivadas de decisiones de la persona consumidora.

¿La empresa distribuidora me puede cobrar lo que quiera por los derechos de acometida, y enganche y los servicios de verificación?

Las tarifas están establecidas normativamente y pueden ser consultadas en la página web de la Comisión Nacional de Energía.

He oído que están cambiando contadores en algunos sitios ¿Por qué?

De acuerdo con la Orden Ministerial ITC/3860/2007, todos los contadores de medida en suministros de energía eléctrica con una potencia contratada de hasta 15 kW deberán ser sustituidos por nuevos equipos que permitan la discriminación horaria y la telegestión (capacidad de lectura de contadores y cambio de condiciones de contrato sin personarse en el domicilio) antes del 31 de diciembre de 2018.

Algunas empresas distribuidoras eléctricas están realizando cambios de contadores de medida previa comunicación y aviso a su cliente por carta.

Es muy importante tener presente que el personal autorizado por las empresas irá debidamente acreditado y uniformado.

¿Qué conceptos aparecen en la factura?

Los datos de la facturación serán distintos si se trata de consumidores a tarifa o en el mercado libre:

1.- Las personas consumidoras a tarifa pagan por la electricidad un precio regulado y establecido anualmente por el gobierno. Los conceptos de la factura del consumidor a tarifa son los siguientes:

  • Facturación por potencia: término fijo que dependerá de la potencia contratada.

  • Facturación por consumo: término variable que dependerá de la energía consumida.

  • Impuesto especial sobre la electricidad, aplicado sobre la suma de los dos conceptos anteriores.

  • Alquiler del equipo de medida y servicio de lectura.

  • IVA (21%), aplicado sobre todos los conceptos anteriores.

2.- Las personas consumidoras en el mercado libre pagarán por los siguientes conceptos:

  • Peaje de acceso: se trata de una tarifa de acceso a redes, previamente establecida por el gobierno. La persona consumidora podrá contratarlo con la empresa comercializadora o mantenerlo con la empresa distribuidora. En el primer caso, pagaría el peaje y el consumo en una sola factura a nombre de la comercializadora. En el segundo, abonaría dos facturas, una a la distribuidora en concepto de peaje y otra a la comercializadora por el consumo realizado. En cualquiera de los dos casos, la persona titular del contrato de acceso a redes será la persona consumidora.

    Estas tarifas las fija la Administración cada seis meses. Estos son algunos de los gastos que incluyen: gestión del transporte de la electricidad de la Red Eléctrica Española, pago a la CNE por su trabajo como regulador, a la compañía distribuidora por tender su red, etc.

    Según la norma, los peajes de acceso a las redes se establecerán en base a los costes de las actividades reguladas del sistema que correspondan, incluyendo entre ellos los costes permanentes y los costes de diversificación y seguridad de abastecimiento. Los peajes que deberán satisfacer las personas consumidoras tendrán en cuenta las especialidades por niveles de tensión y las características de los consumos por horario y potencia.

  • Alquiler del equipo de medida y servicio de lectura.

  • El consumo realizado, en función del precio pactado libremente con el comercializador por la adquisición de la electricidad.

  • IVA (21%), aplicado sobre los conceptos incluidos en la factura.

Se incluirá información adicional sobre consumos medios e historial de consumo.

¿Cada cuánto tiempo me van a facturar?

El periodo de pago será de veinte días naturales desde la emisión de la factura; si el último día fuera sábado o festivo, el plazo vencerá el primer día laborable que le siga.

El pago se podrá hacer mediante domiciliación bancaria (en cuyo caso, no podrá realizarse el cargo hasta siete días naturales después del envío de la factura), en las oficinas de la empresa suministradora (o en quien ésta delegue) o en la cuenta corriente que se señale. En caso de zonas geográficas con dificultades para estos sistemas, se podrá pagar mediante giro postal u otro medio similar.

Respecto a la periodicidad de la factura, volverá a ser cada dos meses a partir del 1 de abril de 2013; fecha de entrada en vigor del Real Decreto 1718/2012, de 28 de diciembre, por el que se determina el procedimiento para realizar la lectura y facturación de los suministros de energía en baja tensión con potencia contratada no superior a 15Kw.

En virtud de esta norma, las personas consumidoras pagarán sólo por la electricidad consumida. Además, se mantiene la opción de mantener la facturación mensual.

Existen algunas excepciones al nuevo tipo de facturación:

  • Si la vivienda dispone de contadores digitales con capacidad de telemedida, la facturación será mensual y basada en lecturas reales mensuales.

  • También es posible la facturación mensual, independientemente del tipo de contador, si la persona consumidora lo acepta expresamente. La opción de la facturación mensual no modifica la periodicidad de la lectura del consumo, que será bimestral, si el contador es analógico. En los meses alternos en los que no haya lectura real, se facturará de forma estimada.

  • Si las personas consumidoras han acordado otra forma de facturación con la comercializadora (tarifa plana).

  • Si la empresa encargada de las lecturas no ha podido acceder al contador de la vivienda y la persona consumidora no ha facilitado la lectura del mismo en un plazo de dos meses, la empresa encargada de la lectura podrá realizar una estimación del consumo.

A continuación se muestra un gráfico que resume cómo afecta el nuevo Real Decreto a la facturación eléctrica, en función del tipo de suministro, contador y lectura. (Fuente: Centro de estudios de Consumo. CESCO)


Aún así, las empresas comercializadoras pueden ofrecer otras alternativas de facturación en el marco de su estrategia comercial a las que las personas consumidoras puedan optar libremente. Pero en cualquier caso, deben incluir entre las alternativas la prevista reglamentariamente: factura mensual y lectura bimestral.

¿Si no pago la factura de la luz pueden cortarme el suministro? ¿He de pagar algún importe para la reconexión?

La empresa distribuidora podrá suspender el suministro a las personas consumidoras a tarifa cuando hayan transcurrido al menos dos meses desde que les hubiera sido requerido fehacientemente el pago, sin que el mismo se hubiera hecho efectivo. A estos efectos, el requerimiento se practicará mediante remisión, a la dirección que a efectos de comunicación figure en el contrato por cualquier medio que permita tener constancia de la recepción por el interesado o su representante, así como de la fecha, identidad y contenido del mismo, quedando la empresa distribuidora obligada a conservar en su poder la acreditación de la notificación efectuada.

En el supuesto de rechazo de la notificación, se especificarán las circunstancias del intento de notificación y se tendrá por efectuado el trámite. Dicha comunicación deberá incluir el trámite de interrupción del suministro por impago, precisando la fecha a partir de la que se interrumpirá, de no abonarse en fecha anterior las cantidades adeudadas.

Efectuada la suspensión del suministro, éste será repuesto como máximo al día siguiente del abono de la cantidad adeudada, de los intereses que haya devengado de acuerdo con el artículo anterior y de la cantidad autorizada en concepto de reconexión del suministro.

Los gastos que origine la suspensión del suministro serán por cuenta de la empresa distribuidora y la reconexión del suministro, en caso de corte justificado, será por cuenta de la persona consumidora que deberá abonar una cantidad equivalente al doble de los derechos de enganche vigentes como compensación por los gastos de desconexión.

Para suspender el suministro a las personas consumidoras en el mercado libre, la empresa estará sujeta a las condiciones pactadas de garantía de suministro y suspensión. Si se rescinde un contrato de suministro entre una persona consumidora y un comercializador antes de su fecha de terminación, el comercializador podrá exigir la suspensión de suministro a la empresa distribuidora comunicándoselo fehacientemente. Si no lo hace, la empresa distribuidora no se responsabilizará del coste de la energía entregada a la persona consumidora.

La empresa distribuidora suspenderá definitivamente el suministro si, después de cinco días hábiles desde esa comunicación, el comercializador no indica lo contrario o la persona consumidora no acredita la suscripción de un nuevo contrato con otro comercializador.

 

Subir Subir

 

Reclamaciones

En el caso de que la persona consumidora no haya celebrado ningún contrato con la empresa distribuidora, es decir, el contrato lo ha formalizado sólo con la empresa comercializadora, las reclamaciones han de dirigirse a esta última. En los casos de suministro a TUR, el contrato de acceso a la red (con el distribuidor) se incluye en el contrato con el CUR.

Ante cualquier incidencia en relación al servicio contratado u ofertado por la empresa comercializadora conviene dirigirse a su servicio de atención de quejas, reclamaciones, solicitudes de información o comunicaciones. A tales efectos, cada comercializadora debe poner a disposición de la persona consumidora los datos de contacto correspondientes: dirección postal; servicio de atención telefónica y un número de teléfono, ambos gratuitos; número de fax y dirección de correo electrónico.

En cualquier caso, si la incidencia tiene relación con la facturación del suministro eléctrico, lo más recomendable es comenzar la reclamación con la compañía comercializadora.

Si la respuesta dada a nuestra reclamación o queja no la consideramos satisfactoria, o en el plazo de un mes no hemos recibido respuesta, debemos recordar que:

  • Kontsumobide (Instituto Vasco de Consumo) es el organismo competente en materia de reclamaciones si la reclamación es sobre facturación, contratos, incumplimiento de ofertas, facturación, atención al cliente, etc. En general, todas aquellas reclamaciones relacionadas con la gestión de venta y comercialización de la energía.
  • El Departamento de Industria del Gobierno Vasco es el competente en todo lo relacionado las reclamaciones por la calidad y regularidad del suministro, el control y medida de la potencia y consumo (lecturas, equipos de medida, etc.) de los aparatos de medida y la seguridad.

 

Subir Subir

 

Recomendaciones

En general, Kontsumobide (Instituto Vasco de Consumo) recomienda:

  1. Actuar con cautela y no precipitarse.

  2. Buscar y comparar las diferentes ofertas de las distintas comercializadoras. Observar la potencia contratada (una potencia superior a la necesidad real le puede salir caro) y preguntar por las condiciones a futuro; no dejarse seducir por los grandes descuentos para el primer año.

  3. No fijarse únicamente en el precio ofertado e informarse sobre la calidad de la atención a los y las clientes, el periodo de facturación, la forma de pago…

  4. Exigir siempre una copia del contrato por escrito y leer atentamente todo su contenido.

  5. En caso de contratar por teléfono o por Internet, solicitar la copia por escrito y el documento de revocación, para que, en el caso de "arrepentirse", pueda cancelar el contrato sin problemas en el plazo de 7 días.

  6. En caso de recibir una oferta para cambiar de empresa no facilitar los datos bancarios ni firmar nada a no ser que realmente se tenga la seguridad de que se quiere realizar dicho cambio.

  7. Elegir preferentemente una empresa que esté adherida al servicio arbitral de consumo, por el plus de garantía que supone.

  8. En caso de tener que presentar una reclamación es preferible hacerlo por algún medio escrito para que quede constancia escrita de los términos de su solicitud o reclamación.

  9. Conservar copia de los escritos presentados, los recibidos por parte de la empresa, las facturas, presupuestos, ofertas publicitarias, etc., ante una posible reclamación es importante disponer de todos los documentos que puedan apoyar su demanda.

  10. Lee atentamente la factura. En ella se incluyen el consumo realizado y otros conceptos como el alquiler de equipos, peajes, distribución, impuestos eléctricos, IVA (21%). El importe de estos conceptos pueden llegar a superar el 50% del total de la factura.

  11. Revísala siempre y compárala con las anteriores.

  12. Si no te ha llegado, solicítala a la comercializadora (en formato impreso o digital).

  13. Lecturas del contador:
    • Comprueba que son correctas.
    • Si el contador está dentro de tu domicilio y estás ausente el día que pasan a leer el contador, facilita los datos de consumo reales antes de 2 meses.
  14. Ante cualquier duda o error en la facturación ponte en contacto con la comercializadora.

Subir Subir

 

Normativa

- Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, por el que se transponen directivas en materia de mercados interiores de electricidad y gas y en materia de comunicaciones electrónicas, y por el que se adoptan medidas para la corrección de las desviaciones por desajustes entre los costes e ingresos de los sectores eléctrico y gasista.

- Ley 54/1997, de 27 de noviembre, del Sector Eléctrico

- Real Decreto 485/2009, de 3 de abril, por el que se regula la puesta en marcha del suministro de último recurso en el sector de la energía eléctrica.

- Real Decreto 1955/2000, de 1 de diciembre, por el que se regulan las actividades de transporte, distribución, comercialización, suministro y procedimientos de autorización de instalaciones de energía eléctrica.

 

Subir Subir

 

Fecha de la última modificación: 12/06/2013